Celebramos la finalización de la unidad didáctica de “los alimentos”

PHOTO-2022-03-18-16-30-18
Adquirir buenas rutinas y aprendizajes (comer con un ritmo adecuado, masticar de forma apropiada, sentarse con una buena postura, probar nuevos sabores, aprender a utilizar los cubiertos…) nos parece tan importante, que dentro de nuestra propuesta pedagógica ideamos una unidad didáctica para hacer más hincapié ,que el que diariamente hacemos, para que nuestros pecosos a través del juego, aprendieran aún más sobre los alimentos que tomamos y consiguieran una alimentación saludable.

Nuestra escuela es un marco idóneo para trasmitir información y hábitos a través de las actividades pedagógicas que diariamente proponemos , y nuestros pecosos han disfrutado conociendo “la pirámide de los alimentos”.

La han rellenado, colocando en cada escalón alimentos de juguetes, la han pintado y con ella han realizado un collar, la han vivenciado bailando dentro de ella y siendo ellos mismos los alimentos!!!

Un montón de actividades con los que han aprendido cuales son los grupos principales en los que se dividen los alimentos de una pirámide alimenticia y cuales deben tomarse en mayor o menor medida para estar sanos.

Y con todos estos conceptos instalados para comenzar a integrar un estilo de vida saludable,  hemos querido celebrar la “Fiesta de los alimentos”, para seguir divirtiéndonos de forma pedagógica y significar aún más los aprendizajes

La fiesta comenzó este finde con los pecosos acompañando a los papás a la compra y encargándose de comprar el alimento que las profes le habían pedido.

Con el fin de promover el contacto con los alimentos más representativos de la pirámide nuestros pecosos han colaborado aportando desde casa cada uno un alimento para así elaborar entre todos una gran pirámide el día de la fiesta.

Después realizamos un taller de cocina con elaboraciones y dibujos rellenos de frutas troceadas, galletas, pan, chocolate…

Se lo pasaron genial manipulando, probando, y utilizando todos los sentidos mientras descubrían las peculiaridades de cada alimento y realizaban las elaboraciones que una vez terminadas, guardaron para la merienda.

En la fiesta no faltaron los bailes y canciones que habían aprendido durante estas semanas y el taller de maquillaje, imprescindible para su motivación.

En estos tiempos tan duros que nos están tocando vivir, nuestro legado es educar a nuestros niños para que sean mejores que nosotros, para que se cuiden y cuiden a quienes aman, para que sepan que hay personas menos afortunadas que ellos a quienes pueden dar una mano, para que nunca olviden que la comida que se tira es comida que se desperdicia y que podría haber llenado la mesa de una familia con menos oportunidades que ellos.

Y ahora… a recibir a “La Primavera” como nueva unidad didáctica en la que también hay tanto que aprender y tantas experiencias por vivir!!!

 

 

 

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

limpiar formularioPublicar comentario