Pecas en Carnaval

Sin título
Este viernes, 1 de marzo, Pecas se ha llenado de color para celebrar con tod@s l@s pecos@s la fiesta de Carnaval

Una fiesta muy disfrutada tanto por los niños como por las “profes”.

Una semana llena de actividades lúdicas alusivas al carnaval ha sido el preludio de esta gran fiesta que comenzó con el pregón carnavalesco a cargo de nuestros grandes oradores: l@s pecos@s de 2-3 años.

Maquillajes, máscaras, bailes con muchísimo ritmo,.. han estado presente en Pecas durante toda la semana.

Ideas divertidas y originales que han imaginado y llevado a cabo todas nuestras “seños” han servido para poner en movimiento a tod@s l@s pecos@s, desde los más bebés hasta los mayores han disfrutado y vivido con intensidad y emoción la llegada de los carnavales a nuestra escuela y explotando las posibilidades que ofrece este centro de interés .

Y el viernes fue el gran día.  Princesas, romanos, caperucitas, pollitos, bomberos, hadas, piratas… enmarcaron el desarrollo de esta jornada festiva.

Este dia Pecas perseguía un claro objetivo: que todos l@s pecos@s, sin excepción, disfrutaran del ambiente festivo, lo pasaran genial y compartieran con los compañeros el sentimiento de alegría y diversión.

Por ello todas las “profes” también se disfrazaron y animaron a nuestros pequeños a bailar y participar en los juegos programados para esta divertida jornada.

En una de nuestras praderas extendimos la alfombra roja para comenzar el evento, pusimos música de ritmo carnavalero y ¡a desfilar!

Nuestr@s pecos@s deseaban enseñarnos a todos su disfraz así que, sincronizando y coordinando sus movimientos y con la ayuda de sus “profes”  fueron mostrándonos con orgullo de qué les habían disfrazado hoy sus papás.

Y después… ¡el gran baile de carnaval!

Bailar es una de las actividades que más placer puede despertar en los niños y de las que resultan más conveniente para ayudarles en su crecimiento porque implica todas las áreas del desarrollo.

Nuestros cuerpos han sido concebidos para moverse y al hacerlo al ritmo de la música se liberan muchas tensiones además de ayudar al propio control corporal.  Si además lo hace con algún compañero también incrementa la relación social.

¿Y si a esto le añadimos un disfraz? ¡Pues gozamos a tope!

Compartir esta experiencia con los niños es algo inigualable ¡sus caras de felicidad lo dicen todo!

Y por la tarde una riquísima merienda especial, como merecia la jornada, que les ayudaron a reponer fuerzas para que esperaran la llegada de sus papás “moviendo el esqueleto” para que ellos comprobaran en directo lo que es ¡UNA FIESTA EN PECAS!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

limpiar formularioPublicar comentario