Nuevo centro de experiencias de los PecasBebés: Mi ropa

Captura de pantalla 2020-02-20 a las 19.11.13
Los Bebés de pecas han finalizado un centro de experiencia en el que han realizado muchas actividades en las que “su ropa” (camisetas, pantalones, zapatos, chandals…) han sido el material empleado para experimentar y entender el mundo y sus leyes físicas.

Actividades tales como “ Sacar ropa de las cajas”  ha sido una de las actividades educativas más divertidas y llenas de posibilidades

Hemos dado  la oportunidad a los pecosos de disfrutar abriendo las cajas y sacando la ropa que previamente hay en ella doblada y organizada.

Una caja que se abre y se cierra para ellos era una sorpresa.  Es fascinante… hay cosas maravillosas  y nuevas.  Las cosas dentro están organizadas de determinada manera y al sacarlas extendiéndolas parecían diferentes. Pudieron ver sus diferencias y comenzar a entender sus similitudes haciendo descubrimientos de una forma activa

Había cosas blandas y cálidas… mucho que tocar y que explorar y  hay mucho que aprender.

Otro juego básico super divertido es que los niños destiendan la ropa. ¡Les chifló!

Aún necesitan que les conduzcamos en el juego hasta que ellos se sientan más seguros.

Les enseñamos cómo tirar de algún extremo de las prendas para hacernos con ellas tratando de que nos imiten. Enseguida pillaron el truco y al final fueron más hábiles destendiendo que las profes tendiendo

El manejo de las manos les permitirá desarrollar la fuerza necesaria  para futuras  tareas de agarre además de, al tocar las prendas de vestir, explorar diferentes materiales sensoriales y diferentes texturas

También hemos aprovechado las bufandas que han traído a la escuela ellos y otros compañeros de Pecas.

Algunas de las actividades que han realizado con las bufandas son:

– Manipular y experimentar con las bufandas: se trata de que las exploraran, las movieran, las tocaran, las sacudieran,… libremente, sin intervención de las profes , para que se fueran familiarizando con ellas.

– Jugar a cucú-tras

– Juegos de arrastre: estiramos la bufanda en el suelo, en la otra punta, sobre ella, colocamos un juguete que atrajera la atención del pecoso (que no pese mucho para que pueda arrastrarlo bien). Se trata de motivar a los niños a que la arrastren y atraigan el juguete hacia ellos.

– Caminos: crear un camino entre dos bufandas, motivamos a los niños a que pasaran gateando, reptando,… entre las bufandas.

Han realizado muchas y variadas actividades en este centro de experiencias y las han repetido en varias ocasiones, esto les hace sentirse seguros porque el juego ya le conocen…

Cómo crecen nuestros bebés y cómo les encanta jugar !!!

 

 

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

limpiar formularioPublicar comentario