Los PecasBebés y su centro de experiencias “mis cosas”

Captura de pantalla 2021-11-02 a las 14.28.59

En las aulas de bebés de Pecas todos los momentos del día tienen un carácter educativo.

Siempre tenemos en cuenta que los ritmos de actividad y descanso de nuestros bebés son especiales y hay que satisfacerlos para que su capacidad de aprendizaje sea óptima.

La satisfacción de las necesidades básicas de nuestros pecosos (aseo, sueño, afecto… es nuestra prioridad) y una vez satisfechas estas premisas, el juego con ellos forma parte del día a día y es a través de estos juegos cuando ponemos a nuestros bebés en situación de observar, manipular y experimentar para poder descubrir.

A lo largo de nuestra dilatada experiencia educativa y teniendo en cuenta una óptima organización de espacios y tiempos hemos conseguido  una propuesta didáctica elaborada exclusivamente para nuestros alumnos más pequeños, en la que sus actividades y juegos son educativos y se engloban en centros de experiencias cercanos al niño.

El primer centro de experiencias vivenciado con nuestros bebés se llama “mis cosas” .

Hemos utilizado objetos que le aportan bienestar emocional al ser reconocidos por ellos.

Un oso de peluche, un pañal, un sonajero o un chupete son los objetos que los bebés suelen reconocer como suyos Pues bien, reconocer sus cosas les hace sentirse seguros y confiados, es por ello que será éste el tema con el que primero experimentemos.

Mediante divertidas actividades hemos proporcionado diferentes estímulos que nuestros pecosos percibieron a través de la vista y les llamaron su atención.

Escondimos juguetes dentro de una bolsa grande que representaban los objetos que han estado visualizando los bebés en las tarjetas de imágenes del tema “mis cosas”, y por turnos, acercamos la bolsa a cada pecoso y les pedimos que sacaran un objeto después facilitamos  su exploración, que tocaran, palparan, los estrujaran y vieran cómo cambian de forma, potenciando así el tacto y la motricidad fina.

Jugamos a buscar nuestros sonajeros y a encontrarlos por el sonido desarrollando el sentido de la audición y la psicomotricidad gruesa.

Jugamos con guantes de látex transparentes en los que metimos varios chupetes. Les motivamos para que buscaran los chupetes y agarraran el guante por la baso o por los dedos, un buen ejercicio psicomotor y de coordinación para esta edad.

Nuestros bebés lo pasan genial con estos juegos  mientras desarrollan todo su potencial para aprender.

 

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

limpiar formularioPublicar comentario