Los niños experimentan sentimientos complejos, igual que los adultos.

Imagen 26-7-20 a las 18.20
Sienten emoción, vergüenza, tristeza, confusión, celos, miedo, rabia…pero, a diferencia de los adultos, los niños no tienen experiencia suficiente como para comprender el sentido de la mayoría de las cosas que suceden a su alrededor 

Es nuestro trabajo ayudarles a expresar sus sentimientos y enseñarles cómo pueden gestionar sus comportamientos de forma constructiva y positiva.

Los niños que aprenden formas sanas de expresar y hacer frente a sus sentimientos tienen más probabilidades de:

  • Conseguir mejor autoestima
  • Obtener mejor rendimiento escolar
  • Desarrollar hábitos positivos que les prepararán para la vida
  • Tener menos problemas de comportamiento
  • Establecer relaciones sanas y duraderas
  • Desarrollar mentes curiosas

L@s niñ@s que tienen una mentalidad de crecimiento creen que sus habilidades pueden mejorar con el tiempo.

Debéis elogiar la manera en que vuestr@s hij@s enfrentan un desafío, no valorar únicamente su esfuerzo.

Hablar de aprender de los fracasos puede ayudar a desarrollar una mentalidad de crecimiento

 

 

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

limpiar formularioPublicar comentario