Halloween 2021

EA313F01-1EF3-490E-A5E2-5586ECBD47B8_1_201_a

Ahora, que ya van quedando menos hojas en los árboles, cada vez hay menos luz y el frío poco a poco domina el día… Halloween llegóóóó!!!

Pecas decoró su entrada con telarañas, esqueletos, fantasmas y brujas que producían una mezcla de susto y risa. Nuestros alumnos, supermotivados, confeccionaron fantasmas y caretas de calabazas y con todos estos ingredientes nos preparamos para celebrar una “TERRORIFICA GRAN FIESTA”.

Ese día todos los pecosos llegaron disfrazados de casa y Pecas se llenó de fantasmas, monstruos, brujas… En sus clases esperaban sus… ¿profes?…, bueno, unos entes maléficos con caras sonrientes que les prometieron un divertido día lleno de lúdicas actividades con las que pasarlo bien.

Los más pequeños jugaron con cajas de telarañas sensoriales y globos decorados para la ocasión, en otras clases había fantasmas colgantes que hacían que nuestros pecosos intentaran estirarse lo más posible para alcanzarlos.

Los más mayores utilizaban su habilidad para atravesar laberintos de lana igualitos igualitos que las telas de araña, se divirtieron jugando a los “bolos fantasmales” y movieron su esqueleto, nunca mejor dicho, al compás de la música que sus horripilantes profes les pusieron durante toda la mañana.

Tras tanto entretenimiento se les abrió el apetito y como en Pecas la gastronomía siempre está presente en todos los acontecimientos de celebración, nuestra cocinera tenía preparada para estos monstruitos pecosos una deliciosa crema de calabaza de Halloween que dio protagonismo al primer plato del día.

Por la tarde y después de recobrar fuerzas tras una espectacular siesta, nos dispusimos a tomar una merienda especial … y cuando los papás llegaron todos querían transmitirles el terrorífico día que habían pasado pero ninguno se lo creyó ¿por qué sería? ¿por la cara de satisfción que tenían?

Fue un precioso día en el que el miedo no apareció por ningún sitio en nuestra escuela, y aunque los disfraces eran terroríficos, ellos estaban tan tan tan guapísimos que fue imposible SENTIR MIEDO.

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

limpiar formularioPublicar comentario