Fiesta del otoño

WEB
No hay actividad que más sirva para estimular los sentidos de los peques que la llegada de las estaciones, y de éstas, el otoño es la más pintoresca.

Comenzamos nuestra unidad didáctica buscando con l@s pecos@s hojas de otoño por nuestros jardines. La caída de las hojas son un aliciente y un juego al mismo tiempo para ellos. Cada día recolectábamos en nuestra caja otoñal un gran número de hojas que guardamos cuidadosamente para cuando llegara nuestra “gran fiesta otoñal”

Incluimos en la ambientación de nuestras aulas murales realizados con nuestros niños que evocaran esta estación y poco a poco fuimos componiendo nuestra caja otoñal donde ubicamos el rincón de exploración con piñas de nuestros pinos, hojas y los frutos de otoño que cada familia aportó a la escuela.

Durante varias semanas nuestros niños se adentraron en un espacio lleno de actividades y estímulos con los que pudieron disfrutar jugando, experimentando, descubriendo sus características y finalmente, degustando cada fruto otoñal que llegó a las clases.

También escucharon cuentos y aprendieron poesías y canciones alusivas al tema central que es esta estación llena de magia y sensaciones por descubrir.

Y por fin llego nuestra fiesta de significación de esta estación. Con todas las hojas recolectadas durante los días anteriores realizamos en las clases una gran alfombra otoñal, en ella jugamos a clasificar  las hojas más grandes y más pequeñas, las olimos, descubrimos sus colores ocres y amarillos, las apretamos hasta ver como se deshacían en las manitas, nos tumbamos y curiosearon investigando y descubriendo nuevos juegos de exploración con …, después bailamos bailamos y bailamos en nuestra gran alfombra de hojarasca para terminar creando una gran lluvia de hojas… fue un regalo verles tan felices y disfrutando de este gran momento.

Más tarde, con nuestros frutos de otoño realizamos un atelier en el que nuestros pecosos crearon un bonito dibujo colocando y clasificando estos frutos en el espacio

Y por la tarde merendamos una riquísima macedonia llena de sabor y llena de color acompañada de nuestras nutritivas galletas de Pecas.

En Pecas damos valor a la naturaleza y a los elementos que nos aporta y  como nos encanta sorprender a chicos y grandes, así que, en la salida de la fiesta del otoño nuestros pecosos obsequiaron a sus papás con un cucurucho de castañas calentitas que es uno de los mejores recursos  otoñales que nos ofrece la naturaleza.

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

limpiar formularioPublicar comentario