En Pecas hemos Celebrado la “Fiesta del Invierno” con nuestros pecos@s de 2-3 años.

Haciendo bolas de nieve
Aprovechamos que nos encontramos en los días más fríos del invierno para realizar con nuestros pecos@s diversas actividades relacionadas con esta estación del año.

En nuestras aulas se ha introducido en estos días el señor invierno con su larguísima barba. Pero a pesar del frío no ha conseguido congelar nuestra fantasía y, junto con nuestras profes, hemos realizado unos preciosos murales en los que hemos reflejado las características más destacadas del invierno.

A esta imaginación la hemos añadido nuestro arte con el que nos hemos fabricado un collar precioso de muñeco de nieve empleando pintura blanca, botones, zanahorias, bufanda, sombrero y.. ¡a celebrar con mucha ilusión nuestra fiesta del invierno.

Entre las actividades que realizamos ha tenido mucho éxito el “taller de cocina” en el que con leche condensada y mucho coco elaboramos unas riquísimas “bolas de nieve”. Las manipulamos para darles la forma adecuada y las pusimos en la nevera para que se enfriaran mucho ¡no olvidaros que son de nieve!! Y por la tarde nos las merendamos con una gran vaso de leche. Eso sí, dejamos las suficientes para que papá y mamá también las probaran y alabaran nuestras dotes culinarias.

Otro divertida actividad de la fiesta ha sido el juego de ponernos solos, sin ayuda, el gorro, la bufanda y los guantes.

Todos l@s pecos@s venían preparados con estas calentitas prendas de vistosos colores. Con ellas en exposición conseguimos que la clase se convirtiera en una tienda de moda y a continuación, a la voz de “preparados, listos, ya” comenzaron por grupos la frenética carrera para conseguir ponerse en el menor tiempo posible las tres prendas.

Para conseguirlo su cerebro tenía que dar la orden a sus manos, tener una buena coordinación entre ambos y haber desarrollado ya la suficiente habilidad para colocar el gorro en la cabeza, la bufanda alrededor del cuello y … los guantes en las manos aunque no pudieran meter cada dedo en el lugar del guante que le correspondía. Lo bueno es que mientras lo intentaban el resto de sus compañeros y profes les animaban diciendo muy fuerte y rítmicamente su nombre.

 

Esto, que para un adulto es una tarea simple, para un niño de 2-3 años requiere una gran madurez por la precisión de movimientos que se necesita y sobre todo por la perseverancia que hay que practicar.

 

Aun así todos consiguieron colocarse, al menos, alguna de estas prendas y los más hábiles las tres ¡claro que éstas ofrecían también muy distintos niveles de dificultad!!

…pero tod@s tuvieron premio porque.. ¡en Pecas tod@s son campeon@s!

 

Os dejamos unas imágenes de muestra de estas actividades:

Mirar aquí algunas fotos de la clase A

Y aquí tenéis otras de la clase B

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

limpiar formularioPublicar comentario