Celebramos la llegada de la primavera

Sin título
El pasado martes,  30 de abril, nuestr@s alumn@s de 2-3 años han celebrado la llegada de la primavera.

Podemos decir que el invierno ya ha pasado y la naturaleza comenzó a despertar en Pecas llenando todos nuestros espacios exteriores de brotes y flores.

Nuestr@s niñ@s recibieron a la primavera con mucha expectación y la primera actividad que realizaron fue la de sembrar semillas.

Plantar semillas con los niños es una manera de hacerles entender la magia de la vida.

Nuestr@s pecos@s plantaron judías, garbanzos y lentejas de forma individual y en un vasito transparente para poder observar su evolución.

Diariamente la regaron mientras  recitaban la poesía que habían aprendido alusiva a la siembra y a cómo realizar un cultivo.

Nuestra intención era, además de aprender las partes de una planta, comenzar a enseñarles a respetar y valorar la naturaleza.

Pero el tiempo no nos ayudó mucho, llovió y llovió y llovió durante toda la Semana Santa y nuestras plantas se mojaron en exceso por lo que tuvimos que esperar algo más para que saliera el sol y que las semillas empezaran a brotar.

Ahora están esplendorosas y en breve tod@s nuestr@s pecos@s podrán llevarse a casa su plantita haciéndose responsables de seguir cuidándola con la ayuda de los papás.

Y ya con el sol instalado,  que mejor manera de festejar la primavera que disfrutando al aire libre de la naturaleza,  en nuestros jardines y obseervando más de cerca las características de la estación.

El comienzo fue un contacto directo con la tierra, nos tumbamos sobre el cesped y escuchamos de forma relajada la audición musical que llevábamos días oyendo en las aulas: “La primavera” de Vivaldi que nos ayudó a impregnarnos de la fuerza vital de la naturaleza.

Después decoramos los muros de nuestro jardín con pintura empleando para ello las manos, rodillos, pinceles… y otras técnicas plásticas con las que compusimos un paisaje primaveral lleno de, flores, mariquitas, mariposas… todo ello de vivos colores con un resultado impactante.

Y por la tarde, aprovechando el buen tiempo un plan que a nuestros niños siempre ilusiona: un pic-nic en el jardín.

Ocasión ideal para disfrutar de una riquísima merienda de variados sandwichs y zumos de frutas compartidos con los compañeros reforzando nuestros vínculos de amistad mientras escuchábamos música primaveral.

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

limpiar formularioPublicar comentario