L@s pecos@s de 2-3 años finalizan la U.D. “el otoño”

img_7617
En estos días en los que nuestra propuesta del nivel de 2-3 años ha girado en torno al otoño hemos comenzado a notar con l@s pecos@s como las hojas de nuestros árboles empezaban a aparecer en el suelo provocando la admiración de tod@s ell@s.

Todos los días, en nuestros momentos de juego libre en los espacios exteriores, recogíamos las hojas caídas y luego, en las aulas, las manipulábamos clasificándolas y observando sus diferencias mientras  hablábamos del otoño, de sus colores y sus características mas evidentes para ellos (lluvia, viento,..) y de los productos que la naturaleza nos ofrece en abundancia en esta temporada.

Los días previos a la fiesta lo@ pecos@s trajeron de sus casas algunas frutas del otoño y en la asamblea de cada mañana aprovechamos para conocerlas mejor (pelamos las mandarinas y las desgajamos, desgranamos las uvas, experimentamos con las granadas y sus preciosos frutos rojos..)

Mientras las “profes” con entusiasmo las presentaban, los pecos@s olian, tocaban y las probaban degustando sus diferentes sabores y texturas discriminando perfectamente sus diferencias.

La fiesta del viernes fue el punto culminante, maquillados de nubes de lluvia y con actividades apropiadas para el divertimento y la fijación de los nuevos aprendizajes cantamos y bailamos las canciones aprendidas en esta unidad didáctica.

Después, entre todos, formamos en el suelo de nuestras aulas una gran alfombra de otoño.  Tras un ratito admirando nuestro trabajo de colocar hojas en toda la superficia marcada, sin dejar ni un solo huequito, nos dispusimos a disfrutar de ella lanzándolas al aire, haciéndonos cosquillas con ellas, soplándolas, desmenuzándolas, en definitva actividades sensoriales que tanto les gustan y llaman la atención y que tan enriquecedoras resultan para un adecuado desarrollo.

Después de una sana y riquísima merienda compuesta por todas estas frutas acompañadas por deliciosos bizcochos nuestr@s niñ@s de 2-3 años pusieron punto final a la fiesta invitando a sus papás a tomar unas calentitas castañas asadas.

Y con ese olor tan característica que desprenden las castañas asadas y que anuncian los fríos venideros damos paso a una nueva unidad didáctica con la que seguir aprendiendo nuevos de forma global y significativa y pasarlo genial.

 

 

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

limpiar formularioPublicar comentario